viernes, 16 de diciembre de 2011

Para ti solo soy yo. Para mí...


Es probable que para muchos solo sea un dibujo más. Pero para mí, para él, para nosotros... Es algo más que eso. Pólvora y traición. 

He perdido el rumbo.

La felicidad era necesaria aquellos días antes de que te marchases.

Como yo. Como tú. Como todos.

Sentimientos que luego arrojamos a un arroyo.

Eres tú.

Soy yo.

Fantasmas del pasado, sin más.

Un quizá que dejó de ser posible.

Cayendo, cayendo, a lo largo de los años.

Y explota un pájaro.

Remember, remember, the 5th of November.
Gunpodwer, treason and plot.

The first one.

The last one.

Los tiempos cambian, los amigos se marchan y la vida no se detienen para nadie.

Me iré.

Caminaré.

Y me encontraré.

and please don't drive me blind 11 de Dic, a las 02:06

— ¿Qué hora es? Joder.
Las frases se pasan por mi cabeza como los créditos de una película. Primero las que más daño hacen, deteniéndose para que los espectadores puedan admirar los nombres, las palabras, que aparecen en pantalla, después, las que he sido capaz de sobrellevar durante el último año, pasan más rápido, obligándote a concentrarte en la pantalla si quieres darte tiempo a leer la última palabra de cada frase.
Y así estuve desde que me desperté con un grito de "espérame", que al principio pensé que era mío, pero más tarde me di cuenta que era de una tal... ¿Sandra? que jugaba con su maldita hermana, amiga, o lo que quiera ser. Hasta que recuperé la noción del tiempo.
Joder. Las dos menos diez de la tarde y yo allí. Pensando que eran las siete de la mañana, o las ocho como muy tarde.
Yo y mi lista de cosas que aceptar, de nuevo, como cada mañana. Yo y Blind. Todas las pequeñas cosas que me acompañan cada despertar, todo a lo que he empezado a acostumbrarme. Con un Yo, en mayúsculas, por delante, como debería de haber sido todo este tiempo.
Separo la manta de mi cuerpo, abro la persiana, desnuda, sin recordar que vivo en un cuarto piso, olvidando que pueden quedarse observándome varios cuerpos curiosos.
Espero encontrarme los árboles sin hojas, el cielo acercándose al negro, amenazando con la tormenta del siglo y un algún que otro rayo de Sol tratando de quitar importancia a las nubes grises.
Y me encuentro, maldita sea, ¿qué es eso? Nada. No se ve absolutamente nada. Por no verse, no se ven ni las hojas del árbol más cercano.
Pincha aquí para ver esta foto.
Grito.
Y no obtengo respuesta.
Grito de nuevo.
Nada, nadie.
Nadie va a venir a salvarme, a salvarnos.
Solo yo.
04:06Placebo - Blind - Official Video

Placebo - Blind - Official Video



"El pasado empezará a ser pasado pronto aunque todo depende de lo lejos que esté el futuro".

jueves, 27 de octubre de 2011


Octubre, 24. 25 de Oct, a las 00:38

Hoy es el primer día de lluvia de este otoño. Dentro de nada, las hojas empezarán a caer, un ejército de nubes grises invadirá nuestro azul cielo y vendrán tormentas, tormentas inolvidables. Hay algo que nunca debemos olvidar, por mucho tiempo que el cielo esté encapotado, pasen días, semanas, meses e incluso años, volverá a salir el Sol.
Hoy caminé hacia la tormenta, siendo consciente de lo que me esperaba... Cuando las gotas de lluvia acariciaron mi rostro, liberaron mi pelo, empaparon mi ropa... recordé una frase que la niña que era hacía cinco años solía escribir en cuadernos y libros de primaria... "después de la tormenta, saldrá un precioso arco iris".
Y en esto pensaba hoy, mientras caminaba hacia la tormenta.

Perspectiva

No necesito a nadie más, podría pasarme la vida a su lado, abrazándola en las noches de frío, en las de luna nueva, admirando su forma de ver las cosas, parándome cada dos segundos cuando voy con prisa para que ella pueda fijarse en el más mínimo detalle, escuchando su voz, sus dulces palabras, amando la perspectiva que tiene de la vida, examinando sus movimientos, correspondiendo sus besos, su agridulce locura, haciéndole sentir única, demostrándole que es especial, por el simple hecho de ser como es...
Adoro cuando se despierta, se da cuenta de que llevo tiempo mirándola y, mientras trata de hacerme ver que está enfadada conmigo, dice en ese tono que tanto me gusta, "debo de estar horrible".
Es tan increíble... tan pronto está saltando en el sofá, cantando, hablando para su futuro, bailando de esa forma tan particular que tiene, con su pelo recogido, con calcetines altos, sin pantalones y con sus jerséis, como ella dice "de tío", esos que le caen por debajo de la cintura...

domingo, 9 de octubre de 2011

Viernes en Gran Vía

                                        Callao, MBO

                                                           Callao, MBO

                                                                                               

melancaet Hoy a las 11:31

Dejando atrás el calor, el Sol abrasador, la arena ardiente, el suave tacto de una ola, los calambres de medusa, el peligro del color rojo, el sonido relajante de miles de hojas de palmera aprovechando los pocos minutos de viento, viento que se te pega a la piel mientras el sol la acaricia, pintándola del color de las tostadas con mermelada y mantequilla que desayunas cada mañana a las once esos días de verano.
Melancolía.
Habrá más veranos, el Sol calentará igual de fuerte, las olas seguirán obedeciendo a la Luna, las palmeras no cambiarán sus costumbres, al igual que el húmedo viento será igual de molesto...
Lo que se fue ya no volverá. Habla de la fugacidad de la vida. Ubi sunt. ¿Dónde quedarán aquellos años?
Se que nada volverá a ser lo mismo después de este verano. Estoy triste, siento un vacío dentro, un vacío recordando que me falta algo.
Quizá perdí las lágrimas entre las olas.
Quizá perdí la noción del tiempo durante dos horas.
Quizá perdí el camino de vuelta a casa.
Quizá perdí las llaves de mi alma.
Y... quizá sea demasiado tarde para recuperarlas.

JUST ANOTHER BRICK IN THE WALL 6 de Oct, a las 16:42

Estoy harta de ti, cansada de tantas mentiras, de tanto odio, de tantas palabras en contra del otro. ¿Tienes problemas? ¿De verdad tienes problemas? Párate a pensar dos segundos y date cuenta que el único motivo de que a eso se le puedan llamar problemas eres tú. Deja a un lado de ese saco de estupideces que llevas en la espalda día y noche, aléjate de los hipócritas, aléjate de los locos, porque solo te crearán dolor de cabeza.
Harta de tanta hipocresía, cansada de todas esas mentiras, odiando la amistad, el amor, odiando hasta mi propio odio.
Muchos cambios, demasiados cambios y yo sigo aquí, como el primer día, luchando por ellas, por los que se marcharon porque no eran capaces de soportar tanto cargo, por mantener este barco ,que poco a poco está más cerca de acabar en el fondo de este océano de agua contaminada, a flote.
No vas a conseguir nada con todo esto, sigue mintiendo, sigue engañando, sigue manipulando, sigue escribiendo historias, sigue creando muros y barreras estúpidas, que no vas a conseguir más que caer, caer y volver a caer...
No podrás conmigo, he luchado y he vencido.
Y tú... Recuerda que alguna vez fuiste mi amig@...

viernes, 30 de septiembre de 2011


Septiembre 30 de Sep, a las 23:59

Hará dos horas que tengo esto abierto... Quiero sacar todo lo que llevo dentro, tengo que decir tantas cosas... Pero no soy capaz de escribir dos palabras, necesito saber que estoy haciendo lo correcto, necesito saber que estoy haciendo lo correcto para los dos.
El teléfono lleva horas sin sonar, el móvil sin vibrar, mi corazón sin acelerarse y yo sigo aquí, deseando que no acabe septiembre, con un único deseo en mente... No olvides septiembre, yo sería incapaz de hacerlo.
No sabes cómo me encantaría besarte bajo la lluvia de octubre o mirar por la ventana mientras me abrazas y vemos caer la primera de las hojas que no deberían haber caído nunca...
Pincha aquí para ver esta foto.

Mariposas en el estómago. Vaya metáfora de mierda. 30 de Sep, a las 17:39

«La oscuridad no puede conducirte fuera de la oscuridad:
sólo la luz puede hacer eso.
El odio no puede conducirte fuera del odio;
sólo el amor puede hacer eso».
Martin Luther King

Esto, sí, es así, como... ¿sabes? así... y... pues... raro. 25 de Sep, a las 12:42

Hace frío y tengo miedo, a tu lado pierdo la noción del tiempo. Pero esta noche no me importa llegar tarde... No diré lo siento ni gracias, no te miraré más de la cuenta y me dejaré llevar. Me da igual si son las doce, las dos o las cuatro

Si me apetece gritar, gritaré. 15 de Sep, a las 17:40

Si quiero llorar, no dudaré en hacerlo, si quiero saltar, saltaré. No importa si estoy en el lugar más inadecuado para ello. Me apetece ser feliz, me apetece gritar, y tengo claro que si quiero gritar, gritaré, si quiero cantar, cantaré, si quiero decirte lo que pienso sobre ti, algo es seguro, lo haré, y nunca, nunca conseguirán que deje de hacerlo.
Hace algún tiempo que me apetece cometer locuras, hace tiempo que estoy haciéndolo y no, desde luego que no me arrepiento. La vida es una, no me digas cómo debo vivirla, porque tengo claro que la forma en que la vivo es la mejor forma de hacerlo.
Hoy quiero ser feliz, quiero sonreír, quiero cantar, saltar, gritar, amar, querer, odiar... Quiero vivir, ahora más que nunca.
Tengo claro que volveré a caer, tengo claro que me levantaré con más fuerza que nunca.
Llámame loca por querer ser feliz, no estoy loca, solo estoy viva.

Y días después, apareció él.


Remember, remember, the 3th of September 3 de Sep, a las 14:46

Hacía tiempo que había olvidado ese sentimiento, se había encerrado tanto en sí misma que no recordaba que detrás de todo ese mar de lágrimas existía tierra firme.
Había olvidado el olor a tormenta, el olor a miedo, el sabor de un beso, las mariposas en el estómago o fuera de él. Le dijeron que no cometiese la tontería de alejarse de ello de forma permanente, pero eso había sido hacía demasiado tiempo, ahora ya no funcionaban tan bien las cosas, todos los que insistieron en que se quedase habían olvidado que seguía ahí, en algún lugar de ese desconocido mundo.
Todas esas promesas que le hicieron cuando ese mar era solo un charco se habían consumido como el primer, segundo, décimo cigarro que se llevó segundos de su, ahora inútil, vida.
No era algo nuevo, pues el mundo seguiría siendo mundo, pasase el tiempo que pasase. No iban a cambiar nunca, la gente no cambia. La vida le había decepcionado bastante, sabía cómo era las cosas.
Y aquí está ella, de nuevo, escribiendo a su pasado, tratando de que recuerde que Tally siempre será Tally, que ella es real y no se ha ido ni se marchará nunca. Siempre luchando, "NEVER STOP DREAMING", como solía decir ella...
Hay veces que la vida trae a las personas demasiado pronto, porque la vida se equivoca al igual que las personas, no es perfecta. Las aleja de ti hasta que llegas a pensar que jamás volverás a saber de ellas, que no son más que recuerdos, sentimientos pasajeros, ilusiones pasadas... Y cuando crees que todo ha pasado, que la tormenta se ha alejado lo suficiente como para no volver a hacer más daño, te la trae de vuelta, entonces el pasado vuelva a ser de nuevo el presente... Y vuelve, vuelve a descolocar las piezas de ese puzzle que creías haber guardado en el desván.
Despiértame cuando termine septiembre.

Dais asco 28 de Ago, a las 00:22

Bueno, esto ha sido la gota que ha colmado el vaso, será que no debía de decir esto, que no era culpa tuya todo lo que pensaba echarte en cara, que la puta culpa como siempre es mía, mía y nada más que mía, que yo soy la mala de esta película, que tu siempre has dicho la verdad y tratabas de hacerlo mejor para mí en todo momento, que no me has destrozado, ¿destrozarme a mí? Para nada, no me duele, estoy de maravilla, nunca pensé que la vida sin ti sería así de perfecta. Tan perfecta que al escribir esto me caen lágrimas de nuevo, vuelvo a sentirme como hace un mes y medio, como cuando me dijiste Te amo y por la noche dijiste Lo siento. Ya no me creo nada, estoy harta de este mundo, no hay nadie que diga la verdad, no hay nadie que cumpla promesas, nadie que conozca el significado de la palabra amar y sepa cuándo usarlo. No es generalizar, para nada, es hablar de cómo es el mundo. Todos los que han pasado por mi vida sois así de falsos, de hipócritas y de mentirosos. Mentís, creáis falsas esperanzas, os alimentáis del miedo de la gente, os aprovecháis de situaciones que no deberíais usar a vuestro favor.
Y vosotras, vosotras vais a tener el peor futuro que alguien se pueda imaginar. No sé cómo conseguís dormir por las noches, vuestras mentiras os deberían de destrozar por dentro. Destrozar vidas es muy divertido y más si te lo habías propuesto, ¿verdad? Te lo advertí, te dije que te alejases de mí, zorra, has conseguido ya lo que querías, ¿qué coño te pasa? ¿ya no lo quieres? Eres la peor persona que haya pisado este puto mundo. No sabes la felicidad que sentiría si me enterase de tu muerte, de tu desaparición o lo enorme que sería mi sonrisa si te viesen envuelta en la peor de las tragedias. Deseo enviarte al infierno con mis propias manos, que me supliques que pare de hacerlo y seguir con ello. Deseo bailar encima de tu tumba y créeme que no me arrepentiría de hacerlo. Te odio, sí, sois las únicas personas, que ni siquiera se os puede considerar esto, a las que he conseguido odiar. Merecéis sufrimiento eterno...
Por no hablar de ti, pequeña hipócrita. Sigue con tu sonrisa, pasa por encima mía las veces que te apetezca, ¿daño? ¿a mí? Por favor, ¿qué es eso? Yo no tengo sentimientos... Por eso mismo soy la única que entiende sobre ellos.
Y tú, ¿qué decirte que no sepas? No podrás engañarte por mucho tiempo, algún día te mirarás al espejo y te darás asco, el mismo asco que debería sentir yo por ella.
No hay dos tipos de personas, están las personas y las que creen serlo.
Quién se tenga que dar por aludido, es cosa suya... Hay quién que se merece un mundo y quién se merecen esto.

Ya no volverás a hacer más daño, puta :) 24 de Ago, a las 18:35

Son tus ganas de destrozar vidas contra mis ganas de vivir la vida y mi sonrisa. No puedes luchar contra mí, estoy por delante tuya, he superado lo que creerías que jamás superaría, ¿a que jode? :) Lo siento, he aprendido a no perder el tiempo. Si te deseo algo es suerte en tu vida, esa que has llenado poco a poco de mentiras y sentimientos falsos. No me vuelvas a llamar cariño, ni me vengas a pedir perdón. No te odio, lo siento, no voy a derrochar tiempo pensando en ti. Solo quería que supieses esto, algún día, cuando el mundo te devuelva todas tus jugadas, te acordarás de mí y desde hoy, hasta ese día y los siguientes que vengan detrás, seguiré sonriendo. Te he ganado, asume tu derrota.

240811


Volveremos a vernos... 24 de Ago, a las 18:21

No le prestaría demasiado atención sino la tuviese. Era especial, desde luego que lo era. Desde el momento en el que me lo encontré al bajarme en Puerta de Arganda estuvo examinando mis movimientos, tratando de averiguar qué escondían mis pensamientos. Cambié la canción, era demasiado triste para ese momento, no tenía ganas de llorar delante suya. Como si quisiese saber más de mí, seguía mirándome, de vez en cuando trataba de que mantuviese mis ojos fijos en los suyos, pero era imposible saber que alguien quería saber de ti y no sonreír. No entiendo por qué le daba tanta importancia, era una persona más de esas que viajan en el metro día tras día, de las que no vuelves a ver o de las que te encuentras todos los días a la misma hora en la misma estación. Pero... tenía algo más. Llegó el tren que me llevaría a Rivas Urbanizaciones. Me miró y me dijo con la mirada, porque no hubo otro diálogo entre nosotros que miradas y demostraciones, entra y siéntate ahí. Nos sentamos uno enfrente del otro, estaba confundiéndome, ahora yo también quería saber de él. Trate de evitar mirarle demasiado, pues él no apartaba la vista de mí. Me puse a mirar por la ventana a las vías de al lado, a la carretera, a los pájaros... Lo que fuese con tal de no volverme de nuevo. Una de las cosas buenas que tiene el metro es que puedes mirar a la gente sin que se sientan observados, a través del reflejo de los cristales, pues eso hacía yo de vez en cuando, pero de alguna forma sabía que le estaba observando. Por un momento me olvidé de todo eso, cuando sonó la canción equivocada, la única que podía cambiar una sonrisa por una lágrima. No era el momento de ahogarme en mi propia sangre, así que cambié de canción. Se dio cuenta de qué estaba pasando y mirándome a los ojos trataba de averiguar por qué estaba así. No le daba permiso para hacerlo, apartaba la mirada. Entramos en el túnel que llevaba a Rivas Urbanizaciones, me levanté antes que nadie, solo por evitarle y siguió con lo mismo de antes, me examinó de nuevo. Se abrieron las puertas, salí del vagón y no pude evitar volverme para mirar si seguía ahí o habían sido imaginaciones mías. Ahí estaba, con sus ojos azules radiactivos y su misterioso yo interno. Se cerraron las puertas y mirándome a los ojos susurró "volveremos a vernos"

AMISTAD

La verdad es que no sé cómo empezar a decir esto... Pero creo que es algo que no puedo guardar dentro. No pretendo escribir algo bonito, algo bien estructurado... Solo trato de sacar lo que siento de una vez por todas.
Os quiero, joder... No quiero separarme de vosotros, sois lo mejor que tengo... No entiendo por qué os alejáis de esa forma...

sábado, 6 de agosto de 2011

She could

Se cierra el telón, se encienden las luces, los cuerpos hipnotizados buscan el camino de salida como buscaron los números que les correspondían hacía pocas horas atrás. Dan una vuelta, agarran a sus hijos, maridos, amigos... Y se dirigen a cualquier lugar. Los actores siguen detrás, sonríen, lloran, comentan qué tal. El estreno ha sido un éxito, imaginan hasta dónde llegarán. Los suplentes lucen la ropa de los papeles que habrían tenido que representar, sin duda mejor que los que acaban de actuar. Entre ellos hay una pequeña principiante, la chica de los ojos negros que se mantuvo detrás de las cortinas mientras veía su sueño pasar sin ningún movimiento para no dejarlo escapar. Se mantenía firme, sabía que esta no sería su última oportunidad, nadie confió en ella, ahora sus palabras se tragarán. Luchó por lo que parecía imposible, consiguió pasar, consiguió domar el teatro y por sus sueños matar.
Piensa en todos los momentos duros a los que se tuvo que enfrentar, cuanto más grande eran los obstáculos, su sonrisa crecía más.
Luchó por lo que quería, no se dejó influenciar, fue fuerte, pudo con todo, no se rindió, jamás pensó en abandonar.

jueves, 4 de agosto de 2011

Nunca se olvida, se aprende a vivir sin ello

Una mirada vale más que mil palabras.
Te necesito, ¿cuántas veces ha sido dicho?
Puedes olvidar los momentos,
el tiempo borrará los recuerdos.
Cuando las lágrimas dan paso al dolor del alma,
cuando te piden una sonrisa y no eres capaz de mantener la calma,
no tienes por qué creerme.
Ve con la tragedia,
debes saber que yo siempre estaré cuando vuelvas,
olvídate de ella.
Por muy loca que llegue a estar
siempre tendré un poco de cordura para evitar tu malestar
Nada podrá conmigo, mi cuerpo yace casi muerto
la amargura del alma apagada pide a gritos tu aliento
Por muchos kilómetros que nos separen, jamás podrás alejar de mí esa pesadilla que me dejaste al llevarte mi vida.

sábado, 30 de julio de 2011

Podría decir que no te quiero pero volvería a engañarme ♥ Noche 17.


Creamos recuerdos pensando que jamás se volverían en nuestra contra. Tú puedes soportarlos, yo desde luego no puedo. Cada momento a tu lado es una espina que se va clavando. Dicen que poco a poco deja de hacer daño... Cada vez que sale la luna me duele más. Cumple una sola promesa... Cógeme de la mano y llévame lejos, lejos de esta realidad que has creado... Prometí no volver a decirlo, pero... no voy a apartar los problemas, tú me enseñaste que hay que enfrentarse a ellos... Igual que podríamos haber superado esto juntos en vez de alejarnos de lo que nos unió. Te amo, lo que antes era mi solución, ahora es mi mayor problema.
Click here to view this photo.

jueves, 28 de julio de 2011

-


15. Podría esperar años para sentirte de nuevo... ♥ Today at 12:51

Como si el tiempo no hubiese pasado, vuelve a la casilla de la cual salió. No quiere aceptar que es un juego perdido, que por muchas vueltas que siga dando no hay salida, se ha quedado sola, los ganadores se han llevado su premio y han huido dejándola sola, con lo único que puede considerar suyo: la derrota. No hay dados que puedan salvarla de esto, la suerte no está con ella.
No sabe qué hacer, su cabeza está llena de preguntas que espera que alguien le responda. No tiene respuestas, lo único que ha recibido ha sido un aviso...
Sino podía comer, ahora menos, sino podía besar a nadie, ahora menos... Necesita pensar y responder a sus preguntas por sí sola, no hay nadie que vaya a ayudarla. Ya no.
Le duele saber que ha perdido lo que había sido para ella TODO en los últimos ocho meses y lo había seguido siendo las últimas quince noches. Tratando de acostumbrarse a vivir con nada, sigue caminando bajo las sombras de los recuerdos...
No puedes olvidar el vacío que sientes dentro porque no pienses en que está ahí. Enfréntate a la realidad, pequeña, cuanto antes lo hagas mejor... Mis palabras no servirán de nada, sigue demasiado lejos como para escucharme. Cuídate, por lo que más amas, cuídate...

-


Doce noches atrás... Déjame abrazarte una vez más ♥ Jul 25 at 12:45

Se despierta y se estrella con la realidad. Esta vez ha venido a ella. No tiene salida, las calles pronto serán ocupadas por cuerpos sin ideas propias. —Pequeña, es hora de esconderse del mundo, busca la puerta que te saque de esta pesadilla llamada vida. Sabes que no puedes seguir huyendo, esperando las noches para que lleguen los días, esperando los días para que lleguen las noches, pero lo seguirás haciendo. Crees demasiado en las personas, la gente miente, no tienen sentimientos positivos hacia ti, acéptalo o tu vida se basará en lo que se ha basado estas últimas doce noches, en esperar a que llegue lo que jamás llegará—. No puede con su cuerpo, trata de caminar, pero sus débiles piernas le fallan en el intento. Lleva días sin comer, noches sin dormir... La muerte está a la vuelta de la esquina, su alma se consume cual vela al anochecer. Su corazón fue robado, el vacío que dejo está inundado de mentiras transformadas en verdades. Sigue convencida de que podrá con ello, pero por el hecho de que le prometió que podría, sino habría abandonado hacía tiempo. Trata de agarrarse a las promesas rotas, son demasiado débiles como para sujetarla. Se pregunta una y otra vez qué habrá hecho ella para merecer esto. No tiene a nadie que le ayude a salir de ese lugar al que ha preferido no ponerle nombre. Ha perdido la voz, la sonrisa, el corazón, pero jamás perderá la esperanza. —Deja de creer en las personas, te lo pido por favor...— Está demasiado lejos, no hace caso a nadie más que a él... A él y a sus promesas rotas, a sus mentiras, a sus besos llenos de interés, a sus palabras sin significado: te quiero, te amo, siempre, nunca te dejaré sola... Todas esas mentiras que se sueltan para asegurar que estará a ti atado hasta que te venga en gana romper las cadenas. —Vive y deja morir, pero no vivas para obligar a vivir deseando morir... La has destrozado y pagarás por ello... Tarde o temprano...— Pequeña, levántate, llegarás tarde.

domingo, 24 de julio de 2011

Él lee verdades, ella mata realidades

La primera de las lágrimas que no deberían haber caído, ella trata de evitar los pensamientos, teme enfrentarse a la realidad, lleva once noches escondiéndose de ella, en callejones sin salida donde ha conocido la inseguridad, las mentiras que llevan al amor y al odio, ha aprendido a pensar, que no aceptar, que siempre habrá una primera vez... Sigue caminando, la noche entró hace ya suficiente tiempo como para que las farolas sean el único medio de iluminación de las calles. Hace frío, pero solo alrededor de su piel. El resto del mundo duerme, las sábanas mantienen el calor que les protegerá lo que queda de noche. Ella no tiene sábana. No tiene a nadie para protegerla, no tiene a quién le diga qué está bien o mal. Esta noche tomará las decisiones por sí sola, pensando en sí misma, sin un quizá de por medio, un volverá, un te quiero... Intenta aceptar la realidad, pero le es imposible.
Escribe en la pared su nombre junto al nombre del que debió ser su único escudo, su único abrigo ante la fría verdad. Teme caer al suelo, intenta mantenerse de pie, sin aceptar las evidencias. Sigue vacía, como lo seguirá dentro de 136 horas. No puede aceptarlo. Cree en todas esas falsas promesas, sigue creyendo las mismas mentiras que creía hacía once noches atrás... Nadie puede sacarle de la cabeza la idea de que no todo finaliza. Él la dijo que ellos eran diferentes al resto de la gente, pero ella no es capaz de ver que eso no es así, que sí que hay dos casos iguales, que esas cosas pasan, a pesar de que él le dijo que jamás pasarían. Ella le entregó el corazón, él no supo qué hacer con él y lo ha destrozado, no supo cómo cuidarlo... Ni siquiera se atreve a mirar atrás y pensar en ella como dijo que lo hacía antes...
Su cabeza se llena de preguntas que no deben tener respuesta, porque harán que el vacío inunde el lugar que antes ocupaba su corazón roto. Trata de escalar el precipicio por el que ha caído a pesar de saber que es imposible, ella sigue a escasos centímetros del suelo convencida de que no caerá de nuevo. Pero cae, cae como ha caído la noche.

domingo, 3 de julio de 2011

Lo mejor que te quedará serán esos recuerdos y aquellos sueños

Solía pensar que el Sol no era una estrella, que la ropa de noche no se podía usar para salir a la calle, que las muñecas se peinaban y despeinaban para no ser descubiertas, que el cielo existía de verdad, que las nubes eran dulces, que los sueños se hacían realidad, que algún día vendría Peter Pan a llevarle a Nunca Jamás, que el amor era bonito, que los besos siempre eran bien recibidos, que el chico de los millones sería bien querido, que la pasión solo era el color rojo y una ilusión, que las flores crecerían si las quería, que todos algún día la desearían...
Suele pensar que el Sol está demasiado lejos como para tener que preocuparse por si es estrella o fuego, que por la noche no se necesita ropa y para salir a la calle necesitas poca, que las muñecas no son lo que ella creía que eran y siguen con el miedo a ser descubiertas, que el cielo es cielo porque le tocó serlo, que las nubes están ahí para oscurecer los días en los que tomas helado estando a diez grados, que los sueños no se llaman sueños sino deseos inalcanzables, que la esperanza es lo último que se pierde cuando llevas quince años esperando, que el amor no es más que amar el dolor que el mismo produce, que hay besos que jamás serán aceptados, que el de los millones no es más que otro peón en el juego de ser más que aquel al que suelen llamar amigo, que la pasión va atada al miedo, que las flores son más fuertes que un roble, que nunca desearían tener lo que ella ofrecía...

Lo mismo de antes

Aquí estoy otra vez, esperando una señal que me deje actuar. Porque nunca he sabido actuar sin señales que me ayuden a saber cómo reaccionar. Maldita la hora en que decidí aceptar la proposión. Desde entonces no había hecho más que buscar respuestas a preguntas que no tenían el más mínimo sentido. Ojalá fuese solo eso, también era ella, solo ella me atormentaba todas las noches con el sentimiento de culpa que me había dejado. Si hubiese sabido que todo esto fuese a pasar, habría salido corriendo hacía mucho tiempo. Todos los que tenían las respuestas a mis preguntas lo habían hecho, ¿por qué yo no podía? Preferían esperar y que aumentase mi odio por todo lo desconocido, aquello que quería descubrir. ¿Cómo puedes conseguir respuestas sino hay quién te responda? Otra de mis preguntas sin respuesta. Cada día era mayor el número.
A pesar de todo, ella siempre tenía una sonrisa para mí. Cuando la miraba me sentía más culpable por quejarme de mi situación. Los que habían huido sabían hasta qué punto ella sabía lo que yo no podía saber, pero yo estaba al noventa por ciento seguro de que ese sufrimiento no era por tres o cuatro respuestas. El único miedo que tenía yo, al estar a su lado, era que de verdad consiguiesen lo que yo creía que querían. Estaba dispuesto a dar mi vida por protegerla, aunque mi vida no tuviese valor para ellos.

sábado, 21 de mayo de 2011

Fin del Mundo


Hoy, es uno de los muchos finales del mundo que vivo. Me pondré mi vestido rojo de finales de mundo, para morir bien arreglada, no me voy a morir con mi pijama de Snoopy... ._.
Cogeré las maletas en las que llevaré a mi ranita de peluche, a Miku, a Chidori, mi Blackberry con My Chemical Romance, Paramore y esa canción que tanto me gusta escuchar en las noches oscuras; a mis pocas ganas de comenzar una nueva partida en el juego este, que me ha tocado jugar, La Vida. Esperaré a que Neider venga a por mí en su Objeto Volador No Identificado, que será identificado por mí, y me lleve a mi lugar de procedencia o al planeta ese que está a la vuelta de la esquina: Muerte.
Espero que en ese planeta haya galletitas con puntitos de chocolate, de las buenas, porque sino yo no sé cómo voy a sobrevivir allí... También tiene que haber cobertura y Wi Fi, pues, ¡para algo me llevo la Blackberry!
En mi maleta, la que está preparada llevaré de todo, en las otras dos no llevaré nada, por si allí hay un mercado como el Candem y me apetece gastarme todos mis ahorros, aunque yo no tenga de eso todos dicen que hay que gastarlos alguna vez.
Según tengo entendido, una no puede llevarse a más personas a Muerte, a no ser que ellos tengan que ir. Pero, digo yo, si es el Fin del Mundo, ¡me encontraré allí con las demás personas! Así que no hay de qué preocuparse. Volveré a ver a Marcos, volveré a ver a mi manita Cris y a la otra Cris, ¿por qué no? También veré a mi familia por allá, a los amigos falsos y a los no tan falsos. A mi mejor amiga... Veré incluso a gente que no podría ver en este Mundo. ¿Quién sabe? Quizá me encuentre a Cobain por las calles, o lo que quiera que haya por allí. Al fin y al cabo (vaya, nunca había utilizado esto en una ocasión tan perfecta como esta, el fin del mundo y el cabo del nuevo mundo), será una mudanza a lo grande.
Antes de irme, voy a coger mi cámara de 5 megapíxels que tengo desde 5º de primaria y voy a ir a los sitios que no me gustaría olvidar: el lugar donde estaba el banco más bajo de todo el camino que llega a ninguna parte, el instituto, La Dalia, el Santa Mónica, el Parque Lineal, el banco de al lado del mirador, Ronda de Oviedo, mi casa, telefono, E.T., el metro de Rivas... Hay tantas cosas que fotografiar que he cambiado de opinión, sí, cogeré el Google Maps, pondré en el Buscador: Todo lo que es importante no olvidar y imprimiré la foto de las vistas desde el cielo, así no olvidaré nada.
Espero que las sensaciones que uno es capaz de sentir en este mundo se puedan sentir en el otro... Sino... podría llegar a echar de menos el olor de un cigarro, algo que no soporto demasiado. ¿Quién podría vivir sin odio, sin amor, sin tristeza, sin ilusión...? Al menos yo no.
Hay tantas cosas que no me gustaría haber hecho en este Mundo... Ojalá me dejen hacerlas en Muerte. Quiero vestirme de pollo y repartir folletos, quiero ser tonta y rubia al mismo tiempo, quiero tener el pelo de La Sirenita, quiero gritar al mundo que soy más fuerte que cualquiera que intente hacerme caer, quiero saltar, llorar, reír... como si el fin del mundo estuviese a la vuelta de la esquina. Quiero seguir siendo yo misma todo el tiempo del mundo... Quiero volver a ver las estrellas un uno de noviembre, quiero mirarme al espejo una noche y decir que estoy guapísima y volver echa un despojo, quiero seguir aquí, poder amar como nunca he amado a lo odiado, poder ser quién no soy y ser lo que soy... Quiero poder convertir esas lágrimas que caen por las mejillas de mi amigo en sonrisas y risas... Quiero ahogarme entre las olas mientras veo a quién más deseo... Quiero ver One Piece entero, quiero gritar al mundo que yo iluminaré la oscuridad con más fuerza que la de estrella que siempre brilla en nuestro cielo!
Lo que más fastidia, es que estaba empezando a estudiar para sacar más de un 7, lo que siempre hago en mayo para no tenre que hacerlo en junio. Justo ahora, que me pongo a estudiar, ¡se nos acaba el Mundo! Justo cuando habían terminado los segundos de bachillerato el curso y habían aprobado para pasar el mejor verano de sus vidas... ¡se les acaba el Mundo! Justo cuando iba a llegar el 21 de junio para ese moribundo ._. ¡se le acaba el Mundo! Justo cuando quedaban cuatro días para el cumple de Laura y el día del orgullo friki... Señores, ¡Que se acaba el Mundo! D:
Suerte y gracias a todos, ¡os deseo un buen viaje! nos vemos por las calles, o lo que sea que hay en Muerte :)